Analizamos críticamente algunas menciones que el cronista Jerónimo de Bibar hace en su Crónica acerca de los indios de los valles transversales, como también de sus costumbres y lenguas. Y enseguida, algunas hipótesis de Rodolfo Schuller sobre las supuestas relaciones entre diaguitas y atacameños, con mención especial acerca de la distribución geográfica de la etnía diaguita y peculiaridades de su lengua (o lenguas).

 

1. LOS DATOS DEL CRONISTA BIBAR

El único cronista del siglo XVI que proporciona datos de cierta consideración para el problema que nos preocupa es Jerónimo de Bibar (2). De acuerdo a su relato, en el Norte Chico se hablaban cinco lenguas distintas a la llegada del conquistador hispano:

Valle de Copiapó: "El traje de los indios es como el de Atacama. Difieren en la lengua" (3).

Valle de Huasco: "Estos indios difieren de la lengua de Copiapó como viscaínos y navarros" (4).

Valle de Coquimbo: "Son del traje de los del Guasco, y de sus ritos y ceremonias y costumbres que los del Guasco. Es lengua por sí" (5).

Valle de Limarí: "Estos indios del valle de Limarí no tienen ídolos ni adoratorios. Es lengua por sí y diferente de la de Coquimbo" (6).

Valle de Combarbalá hasta el de Aconcagua: "La lengua de estos valles no difieren una de otra y lo mismo en ritos y ceremonias, todos son uno" (7).

La conclusión evidente que se desprende de este cotejo de citas del cronista, es la de que en los cinco valles de Norte Chico se hablaban "lenguas" diferentes. Y no sólo en esta región, sino también en toda la tierra conquistada:

"porque en toda la tierra y provincia de Indias ca (da) XX y XXX leguas, difieren los lenguajes unos de otros" (8).

 

-----------------------------

(2) Bibar, Crónica.

(3) Bibar, op. cit. 27.

(4) Bibar, op. cit. 29.

(5) Bibar, op. cit. 32.

(6) Bibar, op, cit. 32.

(7) Bibar, op, cit. 38.

(8) Bibar, op. cit. 21.

SIGUIENTE                        ANTERIOR                         INICIO